17.12.08

Dachau

Leyendo este post del Chico Gris he recordado que en mi vieja cámara debía de haber por lo menos diez fotos de mi visia a Dachau del verano pasado. Bueno, no eran tantas. A pesar del contraste que existe entre las invernales fotos del Chico Gris y las imágenes veraniegas que aporto en esta entrada, puedo aseguraros que la sensación no varía: es impresionante pensar en las circunstancias en que vivieron quienes se vieron forzados a dejar sus vidas, o buena parte de ellas, en estos campos del horror.












Un detalle: al parecer, las únicas cámaras de gas que había en Dachau no se habían llegado a estrenar. Al contrario que Auschwitz, Dachau no era un campo de exterminio propiamente dicho, sino de detención. Los barracones, los crematorios, el patio, la alambrada, y las historias que cuentan dan a entender que, sin embargo, los nazis no entendían muy bien la diferencia.

El campo estuvo décadas abandonado y hasta que no se empezó a hacer memoria no se rehabilitó. Algunas partes, debido a su deterioro o incluso a su completa desaparición en los avatares climáticos de Baviera, tuvieron que reconstruirse completamente, como el caso de la verja con el macabro "Arbeit macht frei".

Technorati Tags:
Reblog this post [with Zemanta]

1 comentario:

EL CHICO GRIS dijo...

Son sitios que sobrecogen. A mi me quedó pendiente ir al campo de concentración que hay cerca de Lublin, según me dijeron está mejor conservado que Auschwitz porque a los nazi no les dio tiempo de borrar pruebas ante el avance del ejercito soviético.

 
Blogger Template by Blogcrowds