11.4.07

Call me Ishmael

Echando un vistazo a los principios de novela que la American Book Review ha elegido como los mejores de la historia de la literatura, ando de nuevo a vueltas con "Call me Ishmael", la primera frase de Moby Dick, de Herman Melville.

¿Cómo se traduce "Call me Ishmael"? Según la sección de traducción del Instituto Cervantes, "Llamadme Ismael" está bien. Cita una traducción que califica de mala (publicada en Bruguera) que daba a Moby Dick un inicio más rebuscado: "Pongamos que me llamo Ismael".

En una entrevista, el traductor R. Costa Picazo enumera varias propuestas: "Llámame Ismael", "Llámenme Ismael", o incluso "Pueden llamarme Ismael". Buscando traducciones a distintas lenguas he encontrado una curiosidad en una versión francesa, que podría traducirse por "Llamémosme Ismahel". El traslado de la hache busca, según se dice, restituir la tonalidad bíblica del nombre. La intención, en este caso, recuerda bastante al "Pongamos que me llamo Ismael" del que hablábamos más arriba.

Sin duda, uno de los deberes del traductor al realizar su trabajo consiste en llevar a cabo una interpretación hermenéutica del texto, buscar la intención del autor cuando escribe según qué cosas. En el caso de "Call me Ishmael" la cuestión se complica, dado que ni siquiera existe una opinión pacífica entre los comentaristas anglosajones, que se dividen entre los que no dan más vueltas a la frase (en cuyo caso estaríamos ante un simple "Me llamo Ismael") y quienes hablan de la intención de Melville de introducir un alias huyendo del "I am Ishmael" y del "My name is Ishmael" intencionadamente y no de manera accidental o por motivos de puro estilo. Desde luego, en este caso el vilipendiado "Pongamos que me llamo Ismael", al margen de una excesiva complejidad frente a la sencillez del original, no iría nada desencaminado.

Hace tiempo leí un artículo, no me preguntéis dónde, en el que se daba una vuelta de tuerca a la cuestión: en inglés no existe la diferencia entre "tú" y "usted", por lo tanto el nivel de mayor o menor nivel coloquial se sitúa en el uso del nombre de pila (que podríamos equiparar al tuteo) o el uso de Mr./Mrs. más apellido (cuando en castellano usaríamos el "usted"). Así que el autor del artículo proponía una primera frase que contuviera este extremo: con "Call me Ishmael" Melville introduce entre narrador e interlocutor una cercanía que es necesario captar de algún modo.

El mismo problema refleja el uso del plural en el imperativo "Llamadme Ismael": esa proximidad que en el original consigue con creces la fuerza de la primera frase del libro corre un serio riesgo si lo íntimo del relato se ve alterado con una pluralidad de interlocutores.

Como última curiosidad, he encontrado un artículo en Wikipedia dedicado exclusivamente a marineros de ficción.

Sé que tocaría ilustrar este post con una imagen relacionada directamente con la novela, pero prefiero poner una foto de Gregory Peck (el capitán Ahab en Moby Dick) interpretando a uno de los personajes más entrañables de la historia del cine: Atticus Finch.





2 comentarios:

Botas de agua dijo...

Brillante exposición. El tú y el usted me han inquietado siempre, sobre todo, no sé por qué, en el cine (aunque tienda a la VOS).

Pero más allá de eso, más allá de Moby Dick (me encantó el ejemplo), el tema de las traducciones me "angustia" (si me permites el abuso). Si ya únicamente en una palabra hay significado, implicación emocional, vicios del escritor, sonoridad, ritmo, longitud... cómo va a poderse traducir eso???
Es la soledad de leer a los autores cuyas lenguas de origen no conocemos suficiente.
Es lo que me mata en los numerosos e inescrutables juegos de palabras de L. Carroll.
Un abrazo.
(esta carta fue de las que quizá no debiera haber escrito, por las horas, el cansancio, la poca claridad...) pero decidí enviar ;)

rfm dijo...

siempre se agradece, botas, aun en el hipotético (y en este momento irreal) caso de que lo que escribas suene a tardío, cansado o poco claro...

saludos

 
Blogger Template by Blogcrowds